La política está en crisis…

columna-Desde hace algunos años hace carrera la idea de que “la política está en crisis.” Tal crisis  desde la perspectiva de Zygmun Bauman conduce a una terrible y falsa conclusión: “No hay alternativa.” Y al parecer no la hay, a juicio del sociólogo, porque el político se encuentra supeditado a obedecer a otros factores de poder (inversionistas de campaña, padrinos políticos, gremios financieros, grupos al margen de la ley, etc.) que le limitan su capacidad de tomar decisiones.  Debido a esa separación, entre el político y el poder, el representante del pueblo se hace cada vez más invisible, es decir, “no da la cara a su comunidad.” Consideramos que tiene mucha razón Bauman, pero las dificultades de la política, que se evidencian en la actividad administrativa, se debe a la carencia de una propuesta ideológica clara y contundente que permita direccionar toda acción administrativa.

Los diferentes síntomas de esta enfermedad tienen una raíz fundamental, a saber, la falta de autoridad. Una de las alternativas que pueden hacer frente a esta enfermedad la hemos denominado “gobernabilidad democrática.”  Los postulados que sostienen esta visión ideológica de la política son cinco. Primero, planificación estratégica que busca someter toda actividad administrativa, por sencilla o compleja que sea,  a la realización de una exigente planificación que permita determinar los múltiples factores que han de ser atendidos con el fin de tomar las decisiones necesarias para resolver los problemas que se presentan en la sociedad. Segundo, ejecución efectiva. De nada sirve realizar una planificación si no se materializa en una ejecución que cumpla con la calidad, tiempos y recursos destinados a los diferentes planes, programas y proyectos.  Tercero, autoridad administrativa para exigir a todos los servidores públicos  el cumplimiento de sus funciones, deberes y obligaciones; así como  a los contratistas para que cumplan con los objetos contractuales en los términos y condiciones establecidos. Cuarto, lucha contra la corrupción con la finalidad de proteger los recursos públicos, logrando la eliminación de toda práctica por la que servidores públicos o particulares buscan apropiarse del erario.  Quinto, reducción del asistencialismo práctica malsana que se prolonga en el tiempo y que no genera alternativa a las personas para que asuman su existencia y se vinculen de forma productiva a la sociedad.  Esta propuesta ideológica, naturalmente, debe acompañarse de una propuesta programática que será objeto de otra reflexión.  Así mismo está inspirada en una visión del territorio proyectada a largo plazo.

Finalmente, ninguna ideología puede sostenerse sin un compromiso ético radical, por esta razón, la “gobernabilidad democrática” es una propuesta con un elevado componente ético y moral.

Noticentro Colombia

Somos un medio alternativo de información para Cundinamarca y Colombia, el cual da difusión de los acontecimientos de interés general que ocurren en nuestra zona de influencia logrando posicionarse como un espacio ecuánime e independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.