Alcalde de Bojacá expresa su desacuerdo con el proyecto Praderas del Antelio

El alcalde municipal de Bojacá, Juan Carlos Gaitán Chiriví, expresó su preocupación, por la aprobación del proyecto del nuevo relleno sanitario Praderas del Antelio, por parte de la Autoridad Nacional de Agencias Ambientales – ANLA.

“Recibimos con gran preocupación la resolución de la ANLA, donde se concede una licencia ambiental a este nuevo relleno sanitario. Este proyecto viene desde el año 2013. La CAR hizo un estudio técnico y jurídico, el cual está administración ha revisado y comparte, en donde se niega la licencia ambiental a esta iniciativa. Posteriormente, en un recurso de apelación, la ANLA entró a decidir sobre el futuro de este proyecto”. Mencionó el mandatario bojaquense.

Y es que la resolución de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales que le da vía libre a la construcción y operación de un nuevo botadero que estaría ubicado en  el municipio de Bojacá.

 En la finca fute, ubicada a escasos metros del relleno Nuevo Mondoñedo y a una hora y 20 minutos de la capital, se construirá el nuevo relleno sanitario para algunos municipios de Cundinamarca e incluso para Bogotá, aunque la CAR en agosto del año pasado había negado la licencia ambiental, la ANLA le dijo sí al proyecto denominado Parque Ecológico Praderas del Antelio.
“Estamos convencidos que desde el punto de vista técnico y ambiental el proyecto es viable” aseguró Guillermo Acevedo, Subdirector de evaluación y seguimiento de la Agencia.

El nuevo relleno tendrá una vida útil de 15 años y 7 meses, inicialmente la capacidad será 200 toneladas de basura diarias, sería pequeño pero una alternativa para Bogotá.

“Probablemente y dependiendo las condiciones económicas del proyecto podríamos solicitar una ampliación de la licencia a la autoridad ambiental, la idea es que en julio empecemos las adecuaciones y entre noviembre y diciembre empiecen a llegar las primeras toneladas de basura”, dijo Oscar Ortiz, gerente de proyecto Praderas de Antelio.

En agosto del año pasado la CAR había negado la licencia ambiental, argumentando afectación en cuerpos de agua, falta de claridad en los vertimientos de lixiviados y usos del suelo, pero por una recusación contra el director de la corporación, la procuraduría dio traslado del trámite a la ANLAdonde se le dio vía libre al proyecto.

 El nuevo vecino tiene preocupados a las autoridades y habitantes de Bojacá porque con Praderas de Antelio ya serian tres botaderos en el municipio.
“Este proyecto nos deja preocupados, sabemos que hay que buscar alternativas pero no todo puede ser en Bojacá”, advirtió Juna Carlos Gaitán, alcalde del municipio.

Según la resolución, los lixiviados, que son los líquidos que produce la basura, serían tratados y  vertidos al río Bogotá. Contra la resolución que le dio luz verde a la licencia ambiental no procede ningún recurso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.