Evaluación de tierras, una herramienta que mejorará productividad del campo cundinamarqués

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de Cundinamarca, la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (Upra) y la Corporación Colombina de Investigación Agropecuaria AGROSAVIA presentaron el avance de la metodología de evaluación de tierras que se construye en el departamento, que servirá como apoyo a los planes de ordenamiento productivo que decidan implementar los municipios.

Este proceso de ordenamiento social y productivo de la propiedad rural que el departamento de Cundinamarca viene adelantando para los sistemas de plátano dominico hartón, caña panelera y fríjol rojo permitirá tener una mejor comprensión de los procesos agropecuarios y plantear mecanismos para la intervención integral del territorio, con el fin de reducir las brechas territoriales y mejorar la calidad de vida de la población rural.

“El tema de planificación y el ordenamiento productivo y social son fundamentales para que el campo pueda realmente transformarse, que es la apuesta de este gobierno departamental. Para eso hemos hecho alianzas con la Upra y Agrosavia en un convenio que supera los $400 millones para tres sistemas productivos: fríjol rojo, caña panelera y plátano hartón dominico, que fueron seleccionados de acuerdo con la vocación agrícola del departamento”, aseguró Erika sabogal Castro, secretaria de Agricultura y Desarrollo Rural.

Estos tres productos hacen parte de las apuestas que se priorizaron en un ejercicio hecho por la Gobernación de Cundinamarca con la Corporación Colombia Internacional y son tres productos que empiezan a complementar su oferta productiva.

“El uso eficiente del suelo nos permite ser más competitivos, ser sostenibles en el largo plazo y ser viables en nuestro sistema productivo. Este análisis que hemos entregado hoy es el plan de acción y la guía para que estos cultivos sean sostenibles, tengan un valor agregado y generen una mayor rentabilidad a nuestros pequeños y medianos productores”, concluyó Sabogal Castro.

Para Felipe Fonseca Fino, Director de la Upra, la evaluación de tierras es una metodología que propuso la FAO hace más de 40 años y que Colombia adoptó haciendo de ella un ejercicio técnico integral. “Evaluamos agroclimáticamente en dónde los cultivos encuentran suelos aptos y también incorporamos asuntos socioeconómicos, ambientales y ecosistémicos para reducir la incertidumbre del productor y determinar qué cultivar y dónde cultivar. La evaluación de tierras se enmarca en un proceso de planificación estratégico del desarrollo rural agropecuario”, aseguró.

Para el funcionario de la Upra es importante que los productores recurran a ejercicios de campo en su finca, que hagan estudios de suelos y análisis de laboratorio para tomar decisiones, pues esto reduce la incertidumbre y es un extraordinario insumo para formular políticas y programas que beneficien al productor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.