CAR lidera proyectosen pro de la recuperación ambiental del Río Bogotá y otras fuentes hídricas

La Corporación está liderando varios proyectos en pro de la recuperación ambiental del Río Bogotá y otras fuentes hídricas, pero dichos proyectos esto no bastan si no hay cultura ambiental entre las personas, especialmente quienes habitan en la ronda de los afluentes.

Se llega un nuevo año y muchas personas desde su hogar acostumbran a hacer limpieza y renovar muchos de sus enseres, actividad muy positiva de la que emanan una serie de residuos, muchos de ellos de gran volumen, por lo que surge la pregunta: ¿Qué hacer con ellos? La CAR hace un especial llamado para evitar que estos terminen en los alrededores de los ríos.

“Lo primero que debe saber es que muchos de estos elementos pueden ser reciclados, para que puedan incorporarse nuevamente en los ciclos productivos, y otros, por su características especiales o peligrosas, deben ser dispuestos adecuadamente para que no ocasionen impactos en los recursos naturales y el medio ambiente” asegura la Dra. Martha Carrillo, directora de Cultura Ambiental y Servicio al Ciudadano de la CAR Cundinamarca.

Colchones y Espumas:

La primera alternativa es regalar el colchón, para lo cual se puede poner avisos en redes sociales y/o carteleras comunitarias, añadiendo “gratis” en el anuncio para que se vea fácilmente que es un regalo. Sin embargo, esto es únicamente válido si el colchón está en buenas condiciones.

Para hacer una adecuada disposición de los colchones y espumas viejos e inutilizables, debe llamar al servicio de aseo de su municipio, así nadie lo reutilizará. Se recomienda no contratar servicios con vehículos no autorizados o de tracción animal, ya que no van hasta las escombreras autorizadas, sino que sitúan los residuos en quebradas, humedales, terrenos baldíos o en la vía pública.

Muebles Viejos:

Muchos de los muebles pueden tener una segunda oportunidad, lo primero es ubicar carpinteros, ebanistas, o similares que quieran recibirlos y con arreglos o pintura puedan ser utilizados nuevamente.

En caso que ya no sean útiles, se puede comunicar con la empresa de servicios públicos de su municipio, quien los recogerá y dará una disposición adecuada, dependiendo del volumen este servicio tendrá un costo.

Ropa Vieja:

Si está en buen estado, se puede donar a los bancos de ropa liderados por iglesias y asociaciones comunitarias.

En caso que ya no pueda usarse, se deben ubicar a personas dedicadas a la fabricación de traperos y/o bolsos para reutilizarse.

Electrodomésticos dañados:

Estos elementos no deben botarse a la basura corriente porque pueden generar impactos ambientales en la tierra y en las fuentes hídricas, debido a que se liberan sustancias tóxicas y metales pesados como mercurio, cobre, hierro, plomo y aluminio.

Estos deben entregarse a los gestores, quienes realizan campañas periódicas en los municipios, información que se puede obtener en las empresas de servicios públicos.

Bombillos:

Los bombillos ahorradores o los fluorescentes tienen sustancias como el mercurio, que son altamente contaminantes. Deben ser depositados en los contenedores dispuestos en alcaldías y/o empresas de servicios públicos o informarse cuando hay jornadas de recolección.

Pilas:

Las pilas domésticas contienen metales como mercurio, litio, níquel y plomo que son tóxicos y ocasionan contaminación en aguas y suelos. Se deben disponer en los puntos ubicados en alcaldías y empresas de servicios públicos, así como en los PETCAR ubicados en los parques principales de los municipios del Territorio CAR.

Medicamentos vencidos:

Estos elementos deben ser dispuestos en los puntos azules, ubicados en droguerías, hospitales, alcaldías y empresas de servicios públicos.

Insecticidas caseros:

Contienen químicos que afectan a la fauna y flora, si se disponen de manera inadecuada, es por esto deben llevarse a los puntos ubicados en alcaldías y empresas de servicios públicos o informarse cuando se adelantarán jornadas de recolección.

Papel, Cartón, Plástico, Vidrio y Metales:

Estos elementos se deben separar y entregar a los recicladores de oficio y/o recuperadores ambientales. Se debe garantizar que estos estén secos y libres de residuos de comida.

Cabe destacar, que no se deben incluir papeles satinados, plastificados o con grasas, celofanes, plásticos desechables, icopores, fomi, espumas, empaques metalizados y vidrios rotos; si tiene estos materiales comuníquese con la empresa de servicios públicos de su municipio o en Bogotá a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), teléfono 3580400 o a la línea 110.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.