Suplir pinos y eucaliptos

Cómo crítica y de graves consecuencias para los ecosistemas estratégicos del centro del país, calificó el Director de la CAR, Alfred Ballesteros, la situación  que en materia ambiental puede registrar la región como consecuencia de la intensa temporada de verano y en especial los incendios forestales registrados en lo corrido del presente año.

“En los últimos cinco años un setenta por  ciento de los incendios  han ocurrido  en zonas con presencia de especies de plantas  que no son nativas y que por ser altamente combustibles como el pino y el eucalipto presentan un alto riesgo  para el inicio y propagación de incendios”, dijo Ballesteros.

Por lo cual el Director de la CAR hizo un importante llamado para reemplazar estas especies que no son nativas por especies propias de  subpáramo  como encenillos, mortiños y mano de oso  así como la protección para la regeneración natural de Pajonales y frailejones en zonas de páramo. Así mismo evitar las prácticas que vienen afectando los ecosistemas especialmente la  ampliación de la frontera agrícola y la ganadería, la tala de árboles en zonas que son de recarga hídrica, es decir las fábricas de agua.

“Los incendios afectan especies nativas de los páramos y éstas tardan en recuperarse muchos años como el frailejón que requiere de un periodo de cien años, situación que  ilustra la gravedad de los daños ambientales derivados de los incendios”, anotó Ballesteros.

Frente a la situación de emergencia la CAR viene trabajando en  el tema sancionatorio  con la ley 1339 que contempla sanciones económicas de hasta 5000 salarios mínimos vigentes diarios, pero el daño ambiental es irreparable.

Situación de desabastecimiento

Sobre el tema de sequías el Director de la CAR explicó que actualmente los municipios de Viotá y Nimaima se encuentran en situación crítica de desabastecimiento asociadas a que sus fuentes hídricas río Calandaima y río Negro, respectivamente, registran niveles muy bajos en su tránsito por estas poblaciones, mientras que otros  diez  municipios se encuentran en situación de riesgo así: San Juan de Rioseco, Nocaima, La Peña,  Tocaima, Apulo, Jerusalén, Pulí, Chaguaní, Quebradanegra y Ütica.

Frente a la escasez de agua, Ballesteros, insistió en la necesidad de buscar soluciones definitivas como  la construcción de sistemas regulados en los sectores que han sido identificados como vulnerables a desabastecimiento. “Es urgente la construcción de embalses para poder garantizar el agua a estas poblaciones donde no hay estos sistemas hídricos, pues el cambio climático ya nos está afectando. Nosotros ya hemos comprometido junto con la Gobernación de Cundinamarca  a través  del Plan Departamental de Aguas, mil millones de pesos para los estudios de pre factibilidad de la represa de Calandaima  que sería una solución en la zona de Tequendama “explicó  Ballesteros Alarcón.

 ESTADO SISTEMAS REGULADOS

Estado de Embalses del 15/01/2013 a las 07:00am

 Cuencas con nivel en cero

Noticentro Colombia

Somos un medio alternativo de información para Cundinamarca y Colombia, el cual da difusión de los acontecimientos de interés general que ocurren en nuestra zona de influencia logrando posicionarse como un espacio ecuánime e independiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.